Una interfaz unificada para todo

Colaboración entre los asistentes para simplificar problemas de interfaces complejas

Arreglar un ecosistema fragmentado

La explosión de dispositivos, asistentes y servicios de terceros pone todo al alcance de la mano. Pero también le crea un problema al consumidor: debe aprender y decidir con qué asistente interactuar y cuándo. Todos funcionan bien, pero sigue siendo el consumidor el que debe decidir cuál es el mejor modo de conseguir lo que necesita en un ecosistema fragmentado. Nuance cree que nuestro arbitraje cognitivo ofrece un método mejor.

La solución

Una experiencia coherente e interoperable para todo.

Nuestro arbitraje cognitivo es una nueva capacidad de IA que resuelve un problema complejo al permitir que múltiples asistentes trabajen juntos. Los usuarios ahora pueden acceder a sus servicios preferidos desde un solo asistente virtual, sin tener que recordar y decidir qué asistente se encarga de qué tarea y cómo interactuar con cada uno.

El arbitraje cognitivo calcula cómo dirigir la solicitud del usuario al asistente más adecuado para el trabajo. Por ejemplo, puede aprender qué servicio de transmisión de música prefieren los usuarios y enviar peticiones musicales a dicho servicio. Veamos un ejemplo de asistente del vehículo. Hoy en día, los usuarios hablan con su unidad de control para obtener indicaciones para llegar al destino, escuchar música y dirigir otros controles relacionados con el vehículo, como el aire acondicionado. Con el arbitraje cognitivo, este mismo asistente puede acceder ahora a otros asistentes para realizar tareas como ir de compras, acceder a la banca en línea, comprar comida y tareas de productividad. Los usuarios ya pueden acceder a todo lo que necesiten.

Utilizando una combinación de IA conversacional y cognitivo, el arbitraje cognitivo entiende no solo al usuario sino también los diferentes protocolos, plataformas y API de los diversos servicios a los que el usuario tiene acceso. Además, hace que la experiencia sea satisfactoria y coherente para el usuario, independientemente de que interactúe con su vehículo, dispositivo móvil, sistema doméstico o plataforma de trabajo. Nuance ha resuelto el problema de la interoperatividad y está haciendo que las interfaces fragmentadas de usuario sean cosa del pasado.

Casos de uso para el coche

Las funciones

El arbitraje cognitivo, que forma parte de la plataforma centralizada de IA para Dragon Drive de Nuance y las soluciones domesticas, proporciona un nivel de inteligencia ampliado a la interfaz persona-máquina (HMI) del coche conectado y al centro de control de la casa inteligente, además de ser totalmente personalizable y escalable para satisfacer las necesidades específicas del coche conectado y la casa inteligente.

Ventajas para los OEM

La mejor experiencia de usuario, ya que combina sus propios servicios especializados con los disponibles de otros asistentes

El control sobre la experiencia de usuario

La capacidad de mantener niveles elevados de control sobre la seguridad y la protección de los datos

Hable con nosotros para asegurarse de que sus productos formen parte del ecosistema del asistente virtual.

   España
  • Mobile for business
  • Una interfaz unificada para todo